Agenda aeronáutica de Córdoba

*25 de diciembre de 2017 – Primer vuelo de temporada Córdoba – Punta del Este de Aerolíneas Argentinas/Austral – Aeropuerto Córdoba
*26 de diciembre de 2017 - Primer vuelo Córdoba - Posadas de Austral - Aeropuerto Córdoba
*1 de enero de 2018 - Primer vuelo de temporada Córdoba – Florianópolis de Austral – Aeropuerto Córdoba
* 3 de enero de 2018 - Primer vuelo de Flybondi desde Cordoba
*6 de enero de 2018 - Primer charter de Aerovias DAP en ruta Cordoba - Porto Seguro - Aeropuerto Cordoba
*3 de marzo de 2018 – Air Europa empieza a volar en Boeing 787 Dreamliner a Córdoba – Aeropuerto Córdoba
*24 de marzo de 2018 - Primer vuelo Recife - Cordoba de Azul Linhas Aereas - Aeropuerto Cordoba
*3 de abril de 2018 - Primer vuelo Cordoba - Bahía Blanca de Austral - Aeropuerto Cordoba
Flightradar24.com

martes, 31 de julio de 2012

Un mundo detrás de un Ezeiza – Córdoba

Fuente: Diario La Nación

Cada tanto, cuando alguna noticia sobre aviones y vuelos salta a la luz pública, todos nos convertimos en expertos aeronáuticos.  Es decir, hablamos sin saber.
Ante la desaparición del avión uruguayo u otras situaciones difíciles de explicar es que me preguntaba exactamente quién está vigilando los aviones en cada momento… En realidad, le preguntaba a Alberto Orero, el consultor aeronáutico.
Así lo respondía, con paciencia docente, piloteando entre la maraña de siglas:
“Tomemos como ejemplo el Aeropuerto de Ezeiza. Nuestra aeronave ejemplo despegará de ahí y nos dirigiremos al Aeropuerto Córdoba. Antes de despegar debemos recibir un “permiso de transito” otorgado por el Centro de Control de Área EZEIZA (ACC: Area Control Center). Este permiso le indicará al piloto cual es la trayectoria más segura a seguir inmediatamente después del despegue hasta llegar a nuestro nivel de vuelo en crucero y ruta propuesta.
Luego del despegue y una vez que abandonamos el ATZ (Zona de Transito de Aeródromo) se ingresa a un espacio aéreo con límites establecidos por coordenadas geográficas y debidamente publicadas por el Servicio de información Aeronáutica (AIS) a través de varias publicaciones que reciben el nombre de “paquete de documentación integrada de información aeronáutica”. Este espacio aéreo llamado Zona de Control (CTR: del inglés: Controlled Traffic Region) tiene un límite inferior (nivel de terreno-GND),  hasta el límite superior (1,650 metros aproximadamente). Hasta ese momento las comunicaciones de nuestra aeronave han sido con la Torre de Control (TWR)  del Aeropuerto Ezeiza, saliendo de la CTR Ezeiza, entramos en el espacio aéreo controlado identificado como  Área Terminal BAIRES (TMA BAIRES), cuyo límite superior es Nivel de Vuelo (FL: flight level) FL 254 (7.350 metros aproximadamente). A partir de este punto, y con nuestra aeronave en ascenso,  el control de nuestro vuelo está a cargo de BAIRES Control, quien a este tiempo ya ha coordinado nuestra ruta y nivel de vuelo en crucero con el Centro de Control de Área EZEIZA (ACC: Area Control Center). La trayectoria de salida que hemos mencionado, dentro del espacio aéreo de la TMA se identifica como SID: Salida Normalizada por Instrumentos  (SID: Standard Instruments Departure), cada SID está identificada por un designador en particular, para evitar confusiones.  Seguiremos la trayectoria asignada por la SID hasta llegar a un punto donde se encuentra el límite estipulado entre la TMA BAIRES y la Región de Información de Vuelo EZEIZA (FIR EZEIZA) (FIR: Fligt Information Region) estando el ACC  EZEIZA a cargo del control de nuestra aeronave.
Dentro de la FIR, existen las rutas. Cada ruta es un espacio aéreo controlado cuyo nombre genérico es: Aerovía, que no es más que un espacio aéreo en donde se establece un eje que indica la trayectoria a seguir y sus límites laterales y verticales. Cada aerovía se identifica con un designador expresado en letras y números, y nos indicará el camino a seguir para llegar a nuestro destino (Córdoba) a través de equipamiento radioeléctrico instalados en tierra y también de señales recibidas de satélites cuyas señales son recibidas e interpretadas a bordo de nuestra aeronave por las computadoras de navegación.
La ruta nos llevara hasta el punto establecido para ingresar a la FIR CORDOBA. A partir de este punto, la responsabilidad de brindarnos el servicio de control de tránsito aéreo, recae en el ACC CORDOBA. Siguiendo sus instrucciones y el eje de la aerovía seleccionada llegaremos a un punto designado que indica el ingreso a la TMA CORDOBA. A partir de este punto, recibiremos la instrucción para incorporarnos a una trayectoria de vuelo que nos indicara el camino para llegar a la CTR CORDOBA. Esta trayectoria recibe el nombre genérico de: Llegada normalizada de vuelo por instrumento (STAR: Standard Instrument  Arrival), identificándose también con un designador en particular para su identificación. Una vez en la CTR, estaremos siguiendo las instrucciones de la Oficina de Aproximación (APP) CORDOBA y finalmente, ingresando al ATZ del Aeropuerto Córdoba, estaremos en comunicación con la TWR CORDOBA, quien nos dará las instrucciones necesarias para llegar a la pista en uso y, luego de aterrizar, nos indicará como llegar a la plataforma de estacionamiento.
Como podrán apreciar, en todo momento hemos recibido los Servicios de Tránsito Aéreo (ATS: Air Traffic Services), los cuales son: el Servicio de Control de tránsito aéreo; el Servicio de información de vuelo y el servicio de alerta) que brindan las Dependencias ATS. El personal de todas las dependencias ATS intervinientes, los respectivos pilotos de las aeronaves (en tierra y/o en el aire), los técnicos mecánicos de mantenimiento de aeronaves, el personal de las oficinas de información aeronáutica, el personal de las estaciones de comunicaciones aeronáuticas, los meteorologistas (observadores y pronosticadores), el  personal encargado del despacho operativo de la aeronave, el personal a cargo de embarcar los equipajes, carga y correo en las bodegas de las aeronaves, el personal de la seguridad en plataforma, y otros que a pesar de permanecer anónimos para el pasajero también forman parte de la comunidad aeronáutica, todos ellos, desde sus respectivos puestos de trabajo, y durante las 24 horas del día, se esfuerzan para que, a pesar de la cantidad de aeronaves por salir, en vuelo y por llegar, se encuentren en todo momento, separados entre sí, y atentos de que se cumplan todos los requisitos y reglamentos establecidos en las diferentes áreas para conseguir que cada vuelo en particular operacionalmente seguro.”
Un Embraer 190 de Austral despegando de Córdoba a Buenos Aires el pasado 26 de julio.

No hay comentarios: